Toyota trabaja en un auto eléctrico con celdas solares que ‘nunca necesitaría cargarse’

Para algunos puede ser sorpresivo, pero aquella tecnología del reloj solar que “no había que cargarlo” que llegó a nosotros a principios de los 90´s, acaba de arribar a los automóviles.

Ahora un automóvil eléctrico que funciona con energía solar y que no necesita carga es la flamante innovación de Toyota, Sharp y NEDO (New Energy and Industrial Technology Development Organization of Japan) quienes han unido sus fuerzas para hacer de ésto, una realidad.

Al combinar los mejores paneles solares del mercado con las baterías más eficientes disponibles, sin mencionar los años de experiencia en la fabricación de automóviles, las compañías esperan, en teoría, producir un vehículo que pueda funcionar para siempre.

“La ventaja del automóvil solar es que, si bien no puede conducir por un largo alcance, es realmente independiente de las instalaciones de carga”, dijo a Bloomberg el gerente de proyectos de Toyota, Koji Makino.

Uno de los principales inconvenientes de los automóviles totalmente eléctricos es que, incluso si sus ventas superaran las de los vehículos a base de petróleo, aún tendrían que cargarse, lo que, a su vez, significa una serie de estaciones de carga, que requieren espacio y más fondos.

Junto con una capacidad de batería lo suficientemente alta como para mantener el vehículo en funcionamiento durante las horas más oscuras, los automóviles con energía solar tienen el potencial de superar por completo a otros nuevos tipos de tecnología que están actualmente en desarrollo, desde vehículos híbridos hasta automóviles impulsados por hidrógeno.

Aunque esto puede parecer solo un pequeño paso en el esfuerzo de unir la energía solar con un vehículo que realmente funciona, en realidad es un progreso sustancial considerando el gran gasto de energía requerido para cambiar el peso de un automóvil.

Debido al hecho de que las células solares en las que están trabajando las empresas tienen solo 0.03 mm de espesor, se pueden unir a una variedad más amplia de superficies, incluyendo áreas curvas en automóviles como el techo, el capó o el baúl.

Además del hecho de que la tecnología detrás de esta empresa ha introducido una nueva eficiencia, también existe el hecho de que los vehículos se pueden cargar mientras el vehículo está en movimiento, algo que hasta hace poco era imposible.
Según el representante de NEDO, Mitsuhiro Yamazaki, si un automóvil así fuera conducido cuatro días a la semana por un máximo de 50 kilómetros cada día, no sería necesario cargarlo.

Para construir el vehículo óptimo con energía solar, todavía hay muchos aspectos en los que es necesario trabajar y deben existir soluciones alternativas para permitir que dicho vehículo funcione de manera eficiente en áreas que no son tan soleadas o que se parecen más a los desiertos en términos de clima.
“Esta no es una tecnología que veremos ampliamente utilizada en las próximas décadas”, dijo a Bloomberg el autoanalista de la consultora de Carnorama Takeshi Miyao. “Va a tomar mucho tiempo”, aseveró.

(Visited 4 times, 1 visits today)
Comparte Las Noticias de Biztv

About The Author

You might be interested in