El mercado de partes para autos eléctricos liderará el crecimiento en 2025

El auge de los vehículos eléctricos cambiará drásticamente el mercado de autopartes para 2025, originará una mayor demanda de componentes cada vez más tecnológicos y, como consecuencia, frenará el crecimiento de segmentos que actualmente están orientados a atender vehículos de combustión fósil.

La industria automotriz será impactada por cuatro fuerzas disruptivas en los próximos años: la electrificación, la movilidad compartida, el desarrollo e innovación tecnológica y la entrada de nuevos competidores. La convergencia de estos cuatro factores llevará a que el mercado de componentes como los trenes motrices eléctricos y las baterías tenga un crecimiento de triple dígito para 2025, refiere el estudio ‘Caution ahead: Transformation and disruption for automotive suppliers’, de la consultora Deloitte.

Los más prometedores
El mercado de trenes motrices eléctricos tendrá el mayor crecimiento para 2025, de 306%, mientras que el mercado de sistemas de combustible caería 20%.

Alberto Torrijos, socio líder del segmento automotriz de Deloitte, considera que países como China, Japón, Estados Unidos y Alemania ya son punta de lanza en el desarrollo de estas tendencias, y aunque industrias como la mexicana siguen enfocándose en la manufactura automotriz tradicional, algunos fabricantes ya tienen en la mira al país para proyectos más ambiciosos.

“Sí hay casos específicos de armadoras y Tier 1 globales que en México tienen desarrollos importantes, y se ven reflejados en temas de contenidos y conectividad. Aún no estamos en la etapa de desarrollo de baterías, pero sí de soluciones muy de nicho, muy específicas en términos de conectividad, movilidad, y enfocados en share mobility”, afirma.

En México, empresas como Siemens y Continental han anunciado fuertes inversiones en meses pasados –de 420 mdd y 1,600 mdp, respectivamente– para fortalecer sus procesos en materia de manufactura inteligente, entre otros rubros, mientras que algunas armadoras como Ford han puesto el ojo en el país para albergar la fabricación de modelos como la SUV eléctrica Mustang Mach E, que se producirá en Cuautitlán Izcalli, en el Estado de México.

Pero más allá de la movilidad conectada, México no tendría que quedarse atrás en el desarrollo de otro tipo de autopartes.

“México tiene mucho potencial en términos de componentes tecnológicos, de interiores, mecánicos y power trains (…) Sin embargo, donde estarán los componentes que requerirán de mayor inversión –y que pueden ser una oportunidad para el país– son en baterías, temas de asistencia al pasajero, componentes electrónicos y contenidos de conectividad al interior del automóvil”, agrega el directivo.
No obstante, de alcanzar una posición como fabricante de componentes tecnológicos, la vocación de México sería similar al que presenta actualmente, como una plataforma de exportación.

(Visited 5 times, 1 visits today)
Comparte Las Noticias de Biztv

About The Author

You might be interested in